Causas

Cuales Son las Causas del Acné

Milagro para el acné
Causas del Acné

El acné se ha convertido en uno de los problemas más comunes del siglo XXI, donde la estética ha cobrado muchísima más importancia que en tiempos pasados. La aceptación en grupos sociales y la presión que ello genera puede hacernos sentir mal si somos de las personas que padecemos acné. Sin embargo, ello no debería preocuparnos pues es algo totalmente normal que incluso la Reina de Inglaterra llegó a padecer, es inherente a nuestra condición humana.  Esta enfermedad de la piel, realmente no presenta un riesgo grande a la piel cuando es en brotes pequeños, sin embargo, cuando se llega a un brote muy propagado sí que puede causarnos problemas de salud.

Como Quitar el Acné Rápidamente  ==> CLICK AQUÍ<==

Es importante saber por qué ocurre el acné para poder saber cómo curarlo y así atacar el problema de raíz. Aquí te enseñaremos las principales causas del acné, para que tengas el conocimiento de por qué ocurre este incómodo problema cutáneo.

Sin duda que en Internet existen muchísimas páginas web repletas de mitos e información poco veraz. Claro, eso sin meter que están escritas por una cantidad infinita de especialistas poco fehacientes, además de gurús que prometen enseñarte todas las razones de por qué ocurre el acné, no sin antes promocionar el producto que ellos venden que milagrosamente te ayudará a eliminarlo. O también los típicos señores que podrían apostar su vida a que el acné es causado solamente a una mala higiene y limpieza de la piel.

Pero el acné solo posee dos causas que la ciencia ha comprobado: los poros tapados y padecer de inflamación crónica. Claro, existen otros factores que podremos tener en cuenta a la hora de tener acné pero ellos llevarán indirectamente a alguno de esas dos principales causales.

✅ Causa Número Uno del Acné: La obstrucción de los poros en la piel

Se cree popularmente que, en lo que el bloqueo de poros respecta, la piel grasa es la única y principal razón de esto, pero la realidad dista muchísimo de esa idea errónea; la oxidación del sebo es lo que de verdad causa que el poro se tape. Debemos saber antes de empezar que la oxidación es un proceso químico muy sencillo en el cual un ‘algo’ reacciona con oxígeno.

El sebo es un aceite que es producido naturalmente por nuestra piel, actúa como un lubricante y protege a la dermis de la resequedad y cualquier tipo de daño que pueda recibir. Es fácil notar la grasa de nuestra piel cuando en un día caluroso la piel se torna brillosa. No se trata de sudor, son las glándulas sebáceas activándose y cumpliendo su función.

🌟 El peróxido de escualeno: némesis profético del acné.

El sebo es un compuesto de muchos ácidos grasos, entre ellos podremos encontrar los esteres cerosos y los triglicéridos, solo por dar algún ejemplo. Está compuesto también de escualeno en un 12%, la sustancia que desemboca con el tiempo en los problemas de acné.

Si nos colocamos a pensarlo, es un poco raro que el proceso que nombramos anteriormente se llame oxidación del sebo cuando la verdad es que es el escualeno quien sufre la oxidación. Cuando este último establece contacto con el oxígeno, el resultado es una sustancia llamada peróxido de escualeno y es ella una de los componentes más poderosos de la naturaleza para causar el acné en nuestras pieles. Existe un estudio que fue publicado en agosto de 1983 por el profesor Motoyoshi K, perteneciente al Tercer Departamento de Medicina Interna en la Universidad de Medicina de Defensa Nacional en Japón que tuvo como resultado que solamente aplicando unas gotas de peróxido de escualeno en la orena de un conejillo de Indias es suficiente cantidad para causar un gran brote de acné.

Como dato adicional, la cantidad de acné producido se relaciona directamente a la cantidad de peróxido que se aplique.

El problema general de esta sustancia es que su porcentaje comedogénico es altísimo. Esto quiere decir que tiene una tendencia a fomentar la aparición de brotes en la piel y al bloqueo de poros.

Al realizarse la oxidación del sebo, se causa una condición que conoce la ciencia médica como hiperqueratosis, ella consiste en un aumento del grosor de la capa cornea, es decir, la capa más externa de la piel y es causada por una presencia elevada de queratina en la misma. La queratina se trata de una queratina cuya función es proteger a las células epiteliales de cualquier posible daño y además es el material principal que protege la capa cornea de nuestra piel.

Su función básicamente allí es enlazar y mantener unidas las células de nuestra piel, además de aportar firmeza y resistencia.

Podremos pensar a priori que tener mucha más queratina en la piel es algo increíblemente bueno, pero la verdad es muy distinto a ello; pues no solo mantiene en la piel las células saludables sino que retiene también a las células muertas. Estas con el tiempo acaban juntándose y formando grandes pelotones de células muertas que empezarán a alojarse en los poros de la piel y causando el acné.

El peróxido de escualeno es un estimulante en la producción de sebo, pudiendo hacerlo hasta dos veces más efectivo a la hora de causar el acné. El exceso producido por ello, cuando se combina con las células muertas solamente obtendremos un bloqueador perfecto para los poros.

Ahora te preguntarás, ¿y cómo esto que me están contando pueden llegar a producirme acné?

Bueno, los poros se bloquean a causa de estar llenos de sebo y como no, de células muertas; esto causa que la tensión de oxígeno se altere. Por consecuencia, la entrada de bacterias es muchísimo más fácil y acabarán asentándose y reproduciéndose en nuestra piel.

En caso de que suframos de inflamación crónica, entonces esta entrada de la bacteria será respondida  por nuestro sistema inmunológico con agresividad, lo que causará que los poros se enrojezcan, se hinchen y nos duelan.

Nos damos cuenta entonces, que el peróxido de escualeno no forma el acné en sí, pero ello no le quita la importancia en su papel pues su aporte es suficiente para proveer las condiciones en las que el acné podrá desarrollarse y crecer.

Resumiendo, la oxidación del sebo desemboca en la producción de peróxido de escualeno. El peróxido de escualeno detonará a su vez el incremento masivo en todas las sustancias que puedan causar un bloqueo en nuestros poros.

Sin embargo, nuestro cuerpo es sabio y conoce muy bien que el escualeno podría llegarnos a causar problemas en el futuro, así que tiene siempre lista una reserva de anti-oxidantes que combatirán arduamente para prevenir los daños que pueda llegar a causar la oxidación.

Este antioxidante que es enviado por el cuerpo lo conocemos popularmente como vitamina E, que es el segundo antioxidante presente en mayor cantidad en nuestro cuerpo. Nuestra buena fortuna nos alumbra, la vitamina E es muy potente en el trabajo que desempeña y además, soluble en grasa; lo que hace que se convierta en el dolor de cabezas del sebo, que como he nombrado anteriormente está compuesto de sebo. La vitamina E que envia nuestro cuerpo se relaciona con la cantidad que producimos.

Las personas sin problemas en la piel son las que darán su testimonio de que la vitamina E funciona, pues estas no poseen acné. Las personas que padecen acné, quizá sí no sean los mayores fanáticos de la vitamina E, pues su cuerpo tiene un déficit de la misma y no se puede defender de la abrumadora cantidad de escualeno que se produzca en la oxidación del sebo.

✅ Causa Número Dos del Acné: la inflamación crónica

El bloqueo de los poros solamente facilitará el panorama para que el acné pueda aparecer, sin embargo, es la inflamación quien funge como catalizador a la aparición del acné en nuestra piel. Sepamos que la inflamación crónica es la que hace daño a la piel y por consecuencia, a nuestra salud.

Distinguimos dos tipos de inflamación: la que hemos mencionado ya como crónica y la aguda.

🌟 Inflamación aguda: por qué se origina y sus consecuencias.

Esta se diferencia de la inflamación crónica porque esta última puede ser muy perjudicial para nuestra salud, sin embargo, la inflamación aguda puede llegar a aportarnos beneficios en ciertas situaciones.

En términos sencillos, la inflamación aguda es solamente uan función del sistema inmunológico que nos ayuda a la recuperación de una amenaza. Esto se logra cuando se inducen algunos efectos físicos, los que causarán que se busque una manera de que el proceso de sanación sea más rápido y efectivo.

🌟 Inflamación crónica: por qué se origina y sus consecuencias.

Si la respuesta inflamatoria de nuestro cuerpo nunca cede, entonces la inflamación aguda pasará a convertirse en la inflamación crónica.

Durante este proceso, los químicos inflamatorios (como citoquinas y neutrófilos) serán constantemente esparcidos por todo el cuerpo. Eventualmente, pueden ser de mucha utilidad, pero su también que se mantengan activos durante un periodo de tiempo muy largo, pueden llegar a perjudicar ciertas funciones corporales primordiales.

El trabajo del químico citoquina es crear incisiones en el tejido saludable para crear un daño y que se vea obligado a repararse a sí mismo, esto, actuando por mucho tiempo solamente afectará a otros tejidos saludables que no tienen nada que ver con el acné. Los síntomas más comunes de la inflamación crónica son los músculos débiles y dolor en las articulaciones.

Este tipo de inflamación se causa cuando muchas acciones que necesiten una respuesta inflamatoria son llevadas a cabo. Por ejemplo, cuando ingerimos un alimento poco saludable por lo general genera una respuesta inflamatoria.

Cuando combinamos con otras sustancias inflamatorias de nuestro estilo de vida, este proceso se convertirá eterno.

La inflamación crónica podría llegar a causar daños severos en tu cuerpo y por consiguiente, la piel no está exento de ello.

Los efectos de la inflamación crónica en la piel son los siguientes:

  • Es ella quien aporta la apariencia rojiza e inflamada del acné, muchos pensaríamos que es la bacteria propionibacterium acnes quien causa este síntoma, cuando la verdad es que es el sistema inmunológico y su respuesta quien lo causa. Cuando nuestro sistema inmune está saludable, no debería existir problemas al tratar esta bacteria pues se catalogará como un ataque leve. Sin embargo, cuando el sistema inmune permanece en un estado de alerta permanente, se envían una cantidad de químicos inflamatorios que no debería ser enviada, por lo general, se envía por exceso. Es cierto, la respuesta de nuestro sistema inmunológico llega a matar a la bacteria, no obstante, los efectos secundarios son peor que la enfermedad. Las citoquinas causan daño a los poros saludables ergo los inflama, hincha y aporta ese color rojizo.           
  • La inflamación crónica puede llegar a acabarse todos los antioxidantes de nuestro cuerpo. Recordemos que los antioxidantes son sustancias primordiales en cuanto a la prevención de la oxidación del sebo se refiere, ya que esto actúa profilácticamente y prevee el bloqueo de los poros.

El sistema inmune hace uso de los neutrófilos, que son sustancias que cumplen con la labor de liberar radicales libres en cuanto el cuerpo siente que está bajo un ataque. Esto está planeado para que los radicales libres rompan el tejido que fue dañado buscando los electrones y estimulen la regeneración del mismo.

Sin embargo, los radicales libres se vuelven perjudiciales para la salud, nuestro cuerpo deberá utilizar sus reservas de antioxidantes para poder hacerles frente y erradicarlos. Lo que con el tiempo nos dejará sin antioxidantes para proteger nuestra piel.

Cuando ocurre la inflamación crónica, la cantidad de neutrófilos en nuestro cuerpo será tan elevada que no se podrá controlar y por tanto, la cantidad de radicales libres le seguirá el paso.

Muchos factores pueden llegar a causar la inflamación crónica, pero la mayoría de los casos, se trata de tomar malas decisiones en el ámbito alimenticio y en nuestro estilo de vida.

Las razones que te nombraremos a continuación, no hacen que haya una respuesta inflamatoria notoria, sin embargo, cuando conviven y se vuelven un hábito en nuestra vida diaria, sus efectos pueden llegar a ser catastróficos en el organismo: un ambiente contaminado, un sueño interrumpido, mala nutrición, dieta equivocada y poco ejercicio.

==>SECRETO REVELADO PARA ELIMINAR EL ACNÉ<==